Amigos del motor
18 Flares Filament.io 18 Flares ×

Si existiesen monumentos considerados como patrimonio del motor, Nürburgring Nordschleife estaría sin duda en los primeros lugares. Nürburgring es para los amantes del motor como la Meca o el Vaticano para los creyentes: un lugar de paso obligado donde afloran los sentimientos más profundos.

El mítico circuito comenzó su construcción en la década de los años 20, cuando el alcalde de Colgne, Konrad Adenauer, junto a un terrateniente local consideraron que sería bueno poder albergar un circuito permanente de carreras. Por ello, decidieron construir el circuito en los alrededores de Nürburg.

Construcción de Nürburgring Nordschleife

Construcción de Nürburgring Nordschleife

Cuando se finalizó el circuito en 1927, la longitud total era de 28km, los cuales se podían dividir en tres trazados independientes: El anillo norte (Nordschleife), con unos 22km de longitud; el anillo sur (Sudschleife) con 7km y el óvalo, con 2km de longitud. En total 174 curvas y hasta 300 metros de desnivel que hacen del “Infierno Verde” un auténtico santuario del motor.

Mapa del circuito Nürburgring Nordschleife

Mapa del circuito Nürburgring Nordschleife

Actualmente, el único circuito que se ha mantenido prácticamente intacto con el paso de los años es el Nordschleife. Del resto de circuitos, solo quedan algunas secciones que recuerdan cuán más majestuoso llegó a ser este circuito.

Tras la Segunda Guerra Mundial y una profunda reconstrucción, llegó la época dorada del circuito: los años 50. Durante esta década, se dieron cita competiciones automovilísticas de alto nivel, como la Fórmula 1 o los 100okm de Nürburgring, solo siendo superada ésta en importancia por las 24 Horas de LeMans.

Fórmula 1 en Nürburgring Nordschleife

Fórmula 1 en Nürburgring Nordschleife

Aunque en estos años el circuito paso por desafortunados acontecimientos, como la muerte de Peter Collins en la curva Pflanzgarten, logró consolidar a grandes pilotos como Stirling Moss, Graham Hill o Jackie Stewart.

Los años 70 supusieron un punto de inflexión en la historia del circuito. Éste conservaba gran parte de las instalaciones del circuito original de los años 20, por lo que se convirtió en 1970 en el centro de atención del automovilismo en materia de seguridad. Por ello, si querían que la Formula 1 volviera a pisar este asfalto, tenían que modernizar el circuito en materia de seguridad. Se invirtieron 14 millones que permitieron que en 1972 volviese la categoría reina del motor.

No obstante, el retorno duraría poco. En 1976, Nikki Lauda sufrió un accidente en la curva Bergwerk, lo que causó que su coche se incendiara y el sufriera quemaduras de gran consideración por todo el cuerpo. Esto, unido a uno mayores estándares en seguridad y a que la longitud del circuito suponía grandes dificultades técnicas para su retransmisión por televisión, precipitó que la Formula 1 abandonase definitivamente Nürburgring Nordschleife.

Accidente de Nikki Lauda en Nürburgring

Por ello, entre 1981 y 1984 se reconstruyó el circuito, en parte sobre el antiguo trazado, trayendo de vuelta la Fórmula 1 en 1985 y manteniéndola hasta 2011 bajo las denominaciones de Gran Premio de Europa, de Alemania y de Luxemburgo.

Los años 80 unió las competiciones en el nuevo Nürburgring junto a aquellas que había estado “siempre ahí”: los 1000km a Nürburgring Nordschleife. En estos años, un alemán, Stefan Bellof, consiguió con su Porsche 956 marcar la vuelta más rápida en carrera: 6:25.9 a una velocidad media de 210km/h.

Stefan Bellof y su Porsche 956

Stefan Bellof y su Porsche 956

Desde entonces, al única competición de primer nivel que se celebra en el circuito son las 24 horas de Nürburgring.

 

Hoy en día

Actualmente, gran cantidad de fabricantes usan el mítico trazado para poner a punto sus vehículos premium y superdeportivos, luchando entre ellos para conseguir los mejores registros.

Además de como circuito de prueba para las marcas, ofrece a todos los aficionado que quieran pasar un buen rato la posibilidad de poder dar una vuelta a esos 21 km de historía con su propio vehículo, emulando así a los grandes pilotos.

Porsche RUF in Nürburgring

 

Save The Ring

Es un movimiento que ha surgido a raíz de la “privatización” de circuito. En 2004, y debido al gran coste que suponía mantener el circuito para las arcas públicas, Nürburgring Automotive GmbH (NAG), un inversor privado,  propuso la creación de un complejo que incluía un hotel, una galería comercial y una montaña rusa, cuyo coste ascendería a 200 millones de euros.

SAVE_THE_RING

Éste se inauguró en 2009, pero no obtuvo los resultados esperados. Por ello, en 2010, consiguieron los derechos para gestionar el circuito y sus instalaciones, antes lo cual, un grupo de aficionados con Mike Frison a la cabeza crean el movimiento “Save The Ring”, los cuales denuncian malversación de fondos y fraude por parte de NAG, además de subir de forma excesiva los precios de las tarifas “turistas” y las que se aplican a la organización de la Fórmula 1 y las 24 horas. Aquí os dejamos una buena guía realizada por Guillermo Alfonsín donde se explica un breve resumen del caso.

 

Fuente| 8000vueltas.com

Autoblog Español

18 Flares Twitter 8 Facebook 10 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- Buffer 0 Filament.io 18 Flares ×

¿Te gusta el artículo? Compártelo!

Deja un comentario

*