espejo retrovisor antideslumbramiento
Consejos

¿Cómo evitar el deslumbramiento gracias al retrovisor de tu coche?

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Una de las situaciones más peligrosas con las que nos podemos encontrar a la hora de conducir al atardecer o de noche, es el deslumbramiento producido por la caída del sol o por las luces de los coches que tenemos detrás. Estos rayos de luz, ya sean naturales o artificiales, pueden dificultar la visión o incluso llegar a cegarnos en un momento en el que debemos tener los 2 ojos y la máxima atención puestos en la carretera.

Aquí es donde entra en juego el espejo retrovisor de nuestro coche. Estamos de acuerdo que los retrovisores son de los elementos más importantes con los que cuenta un vehículo para una conducción segura, pero es importante conocer su funcionalidad para sacarles el máximo partido.

Espejos retrovisores de doble posición

Existen varios tipos de retrovisores, aunque el más conocido y con el que cuentan la mayor parte de vehículos es el de doble posición. Este espejo cuenta con una pestaña en la parte inferior central de su marco que puede modificarse de posición hacia detrás con la finalidad de cambiar el ángulo del espejo. Esta función antideslumbramiento permite desviar los rayos de luz hacia arriba para evitar que nos incidan directamente sobre los ojos.

Espejos retrovisores electrocrómicos o fotosensibles

Como su nombre indica, este tipo de espejos retrovisores cambian de opacidad gracias a una corriente eléctrica. La principal ventaja de ellos es que son automáticos, es decir, no necesitan el accionamiento manual del conductor para regular la intensidad de la luz que inciden en ellos. En contrapartida, debemos decir que no los incluyen de serie todos los vehículos debido a su elevado coste de producción.

Consiste en un retrovisor multicapa que suele ser más grueso que el retrovisor convencional. El motivo de este grosor no es otro que el espacio que ocupa el mecanismo fotosensible que lo compone. Se trata de un sistema de tres niveles: el vidrio exterior visible a nuestros ojos, una segunda capa conductora de la electricidad y un tercer nivel compuesto a la vez por tres capas que permiten el procedimiento electroquímico.

Explicaremos de una forma más sencilla cómo funciona un espejo electrocrómico. Estos espejos cuentan con un botón que hace de interruptor de encendido y apagado y con dos sensores, uno delantero que facilita al mecanismo conocer la intensidad de la luz que deslumbra y otro trasero que le permite saber si es de día o de noche. Una vez que el rayo deslumbrante incide sobre el sensor fotosensible delantero, se activa un microprocesador que emite una corriente eléctrica que oscurece el cristal en un periodo aproximado de 3 a 6 segundos. Una vez la luz haya dejado de incidir en el espejo, se detendrá el microprocesador reduciendo su grado de opacidad en 10 segundos aproximadamente.

Este sistema de antideslumbramiento también puede aplicarse a los retrovisores exteriores para una mayor seguridad en la conducción, muy recomendada para conductores nocturnos.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Filament.io 0 Flares ×

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*